X

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

ACTUALIDAD PARA PROFESIONALES DE LA FARMACIA
Colaboraciones

CON EL CORAZÓN EN LA BOCA: Relación entre la periodontitis y las enfermedades coronarias y cerebrovasculares

23 de Diciembre de 2014 0

En las dos últimas décadas se han acumulado diversos estudios que han demostrado una asociación significativa entre la periodontitis y la aparición de distintos acontecimientos cardiovasculares. 

La enfermedad coronaria y las enfermedades cerebrovasculares son la primera y segunda causa, respectivamente, de muerte a nivel mundial. La enfermedad coronaria ocasiona 7,25 millones de fallecimientos anuales (12,8% del total de muertes) y las enfermedades cerebrovasculares son responsables de 6,15 millones de muertes anuales (10,8%), por lo que se plantean como un reto en los sistemas actuales de salud. 
Sin embargo, existen grandes dificultades para valorar el riesgo cardiovascular, así como para diagnosticar precoz y adecuadamente las enfermedades cardiovasculares. Por este motivo, hay un interés creciente por identificar otros mecanismos biológicos patogénicos que se encuentren en el origen de la enfermedad cardiovascular y que puedan implicar a otros factores de riesgo menos obvios que los ya conocidos, como la hipertensión arterial, el tabaco, la alteración del metabolismo de los lípidos, la diabetes, la dieta inadecuada o la falta de ejercicio físico. 
Así, se ha sugerido que infecciones locales o distantes podrían desarrollar procesos inflamatorios crónicos que incidirían directamente en la fisiopatología de la ateroesclerosis, por lo que se convertirían en factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares. 

Infecciones locales o distantes podrían desarrollar procesos inflamatorios crónicos que incidirían directamente en la fisiopatología de la ateroesclerosis 

EVIDENCIAS CONSISTENTES 

En las dos últimas décadas se han acumulado diversos estudios que han demostrado una asociación significativa entre la periodontitis y la aparición de distintos acontecimientos cardiovasculares. Esta vinculación, a pesar de ser de baja magnitud y depender del grado de gravedad de la afectación periodontal, resulta de extraordinaria importancia clínica. 
En estudios que han evaluado episodios cardiovasculares, se ha observado un exceso de riesgo estadísticamente significativo de enfermedad cardiovascular aterosclerótica en individuos con periodontitis. «Dada la alta prevalencia de periodontitis, incluso con bajo a moderado exceso de riesgo, este hecho es importante desde una perspectiva de salud pública», aclara el doctor Francisco Fernández-Avilés, jefe del Servicio de Cardiología del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid. 
Este dato hace necesario un abordaje global de estos pacientes, ya que una correcta salud oral y periodontal supone la disminución de factores de riesgo potencialmente peligrosos para un sujeto con patología ateroesclerótica. 
«Como profesionales de la salud tenemos la posibilidad de reducir el riesgo de sufrir enfermedad coronaria y un accidente cerebrovascular en nuestros pacientes gracias al manejo adecuado de la patología periodontal», indica el doctor Fernández-Avilés. 

MEJOR SALUD BUCAL, MENOS RIESGO CARDIOVASCULAR 

Entre otras evidencias de interés, se ha demostrado que la resolución de la enfermedad periodontal puede mejorar alteraciones significativas en la pared vascular. En estudios de intervención se pone de relieve una mejoría del estado cardiovascular de los pacientes con periodontitis tras la realización de tratamientos periodontales intensos y/o mantenidos en el tiempo. 
Como destaca el profesor Mariano Sanz, catedrático de Periodoncia de la Universidad Complutense de Madrid, «se ha detectado la presencia de determinadas cepas de bacterias procedentes de la cavidad oral en placas de ateroma localizadas en distintas ubicaciones del árbol arteriovenoso». La presencia de estas bacterias, junto con los mediadores de la inflamación, puede traer consigo la ruptura o alteración de la placa de ateroma y, con ello, la aparición de graves eventos vasculares. 
Se ha apuntado que los patógenos bacterianos procedentes del biofilm subgingival y la respuesta inflamatoria que originan estarían directamente implicados en el desarrollo de la lesión aterosclerótica, lo que conlleva un aumento del riesgo de fenómenos cardiovasculares en el paciente. 

RESOLVIENDO DUDAS 

La colocación de dispositivos para mantener abierta la luz del conducto vascular (stents) o el avance de distintas patologías que conllevan la necesidad de colocar una prótesis cardiaca hacen que este tipo de pacientes tengan unas necesidades especiales a la hora de planificar y realizar los tratamientos odontológicos. 
En concreto, suele ser controvertido el manejo de pacientes en tratamiento con antiagregantes o anticoagulantes. Los expertos recomiendan que el abordaje de estos enfermos se haga de forma consensuada entre el odontólogo y el cardiólogo para conocer el estado global de su patología, «ya que la gran mayoría de los procedimientos dentales se pueden hacer sin suspender la medicación que tienen instaurada», asegura el doctor Mariano Sanz, quien subraya la necesidad de «realizar una correcta historia clínica de los pacientes en tratamiento con antiagregantes o anticoagulantes y mantener un contacto frecuente con el cardiólogo para conocer el estado en el que se encuentra el paciente antes de realizar cualquier tratamiento invasivo». 
Las medidas de hemostasia local, junto con una correcta planificación, permiten realizar los tratamientos sin retirar la medicación antiagregante o anticoagulante, ya que el riesgo de sufrir un fenómeno tromboembólico es mucho mayor que el riesgo de la posible hemorragia. 
Por otra parte, la utilidad de realizar profilaxis antibiótica en algunos casos está cada vez más limitada, debido a la falta de apoyo en la evidencia científica. En la actualidad, los paneles de expertos y las sociedades científicas sólo recomiendan su uso en casos muy limitados relacionados con los procedimientos de más riesgo y en pacientes portadores de prótesis vasculares; en general, se aconseja en estos pacientes una buena higiene oral y revisiones regulares por los profesionales de la odontología. 

 

Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración

Comentarios

SALUD BUCAL DENTAID © 2020

Contacto - Política de Privacidad - Política de Cookies