X

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

ACTUALIDAD PARA PROFESIONALES DE LA FARMACIA
Colaboraciones

Salud bucal en la mujer

2 de Agosto de 2014 0
El embarazo constituye una condición sistémica que puede modificar las afecciones bucodentales. Los cambios en los niveles hormonales de la mujer durante la pubertad, menstruación, embarazo y menopausia exageran la reacción de la encía frente a la placa dental. En estos periodos, las mujeres necesitan de unos cuidados bucales para prevenir la enfermedad periodontal. 

Efecto sobre los tejidos de soporte y protección del diente 

El embarazo presenta efectos sistémicos que se extienden más allá del sistema reproductivo, los cuales son el resultado de un compendio de cambios hormonales, inmunológicos, dietéticos y de hábitos.

La gingivitis del embarazo aparece en el 30%-100% de las mujeres embarazadas.2 La afectación puede variar desde una hiperplasia moderada asintomática hasta casos más severos con dolor y sangrado. Lo más común es la afectación de la región anterior de la cavidad oral. Las bacterias procedentes de la placa dental son consideradas la causa primaria de gingivitis.

La gingivitis se ha visto que es más frecuente en mujeres embarazadas con placa que en aquellas no embarazadas que también presentan cúmulos similares de placa dental. La mayor susceptibilidad se atribuye al aumento de hormonas sexuales y al descenso en la respuesta inmune frente a las bacterias que sufre la madre durante el embarazo.

Se ha descrito un aumento en los niveles de hormonas que estimulan la producción de prostaglandinas y en los niveles de progesterona, la cual altera la producción de colágeno. Por otro lado, las hormonas estimulan a las bacterias asociadas a inflamación gingival, como son las especies de Bacteroides y la Prevotella intermedia.

En conclusión, la gingivitis es común en mujeres embarazadas y está probablemente relacionada con la presencia de bacterias en un huésped cuyo sistema inmunológico está alterado como resultado del embarazo.

El tumor del embarazo, Epulis gravidarum o granuloma del embarazo, es una lesión gingival hiperplásica benigna. Clínicamente no es fácil hacer el diagnóstico diferencial con el granuloma piógeno que aparece en mujeres no embarazadas y hombres. Suele aparecer entre los dientes anteriores del maxilar a nivel de encía, aunque también es posible encontrarlo a nivel de lengua, labios, paladar o mucosa oral. Suele aparecer entre el segundo y tercer trimestre de embarazo.

La prevalencia no es conocida, pero se estima que se encuentra entre 0,2% y 9,6%. La lesión suele desaparecer tras el parto, por lo que el tratamiento quirúrgico para su eliminación no se suele recomendar a no ser que sea dolorosa o bien interfiera con la masticación u ocurra un sangrado excesivo.

Se ha demostrado que la periodontitis no solamente provocaría la pérdida de los tejidos de soporte de los dientes, sino que también se ha considerado como un riesgo para otras patologías sistémicas, como son el parto pretérmino, la artritis reumatoide, las alteraciones respiratorias, la enfermedad cardiovascular y la diabetes mellitus. Se trata de una interacción bidireccional en la que la enfermedad periodontal podría ejercer algún efecto sobre las enfermedades sistémicas y viceversa. 

Relación de la enfermedad periodontal y la diabetes mellitus gestacional 

La relación entre la periodontitis y la DMG representa un ejemplo reconocido de cómo una enfermedad sistémica predispone a una infección oral; si esta infección ocurre, sucesivamente exacerbará la enfermedad sistémica. Por tanto, la infección gram-negativa crónica de origen periodontal podría ser considerada como un foco potencial de infección que agrava el control metabólico en pacientes que tienen diabetes.

Se ha visto que las interrelaciones son bidireccionales, ya que el estado del embarazo ocasiona que aumenten las concentraciones plasmáticas de diversas enzimas y hormonas. En el caso particular de las enfermedades inflamatorias periodontales crónicas previamente establecidas, se produce un incremento en la permeabilidad vascular inducida principalmente por componentes estrogénicos, los que agravan las enfermedades preexistentes en el periodonto.3

En periodoncia, la gestante que sufre DMG puede agravar las condiciones periodontales preestablecidas. El manejo odontológico se puede complicar, ya que algunas de ellas desarrollan hipertensión arterial, preeclampsia y nacimientos prematuros.4

El tratamiento de la gestante con DMG debe incluir todos aquellos procedimientos que impliquen reducción de riesgos infecciosos e inflamatorios: raspado y alisado radicular, además de todas las instrucciones preventivas para un adecuado control de placa bacteriana y eliminación de caries. 

Relación de la enfermedad periodontal con el parto prematuro y bajo peso al nacer 

El peso adecuado y un nacimiento a término son uno de los factores más importantes en la supervivencia, crecimiento y desarrollo del recién nacido.5 El parto prematuro, definido como el nacimiento del niño antes de las 37 semanas de gestación, es la causa del 75% de la mortalidad perinatal, así como de más de la mitad de la morbilidad a largo plazo en los niños.

El factor de riesgo más significativo asociado al parto prematuro es la historia previa de parto pretérmino; otros factores de riesgo incluyen la preeclampsia, la trombofilia, el bajo estatus socioeconómico, la edad de la madre, cuidados prenatales inadecuados, el consumo de alcohol y tabaco y la presencia de una infección en la madre.
Se ha demostrado que la infección materna podría provocar un parto prematuro o bajo peso al nacer a través de la activación del sistema inmune, que produce un incremento de la expresión de prostaglandinas y citoquinas inflamatorias.

De ahí surge la importancia de adoptar medidas preventivas en las pacientes embarazadas, con el fin de evitar el desarrollo de complicaciones en el recién nacido. Para prevenir el desarrollo de enfermedad periodontal, debe instruirse a las gestantes en la utilización de seda dental y cepillado adecuados que aumenten la eliminación de placa dental. En pacientes con periodontitis establecida se deben realizar tratamientos que reduzcan la infección e inflamación –raspado y alisado radicular–.

 

Dra. Reyes Jaramillo - Socia de SEPA

Dra. Rocío Santos - Socia de SEPA

Dr. Pedro Bullón - Socio de SEPA y patrono de la Fundación Española de Periodoncia e Implantes


BIBLIOGRAFÍA

  1. Barak S, Oettinger-Barak O, Oettinger M, Machtei E, Peled M, Ohel G. “Common oral manifestations during pregnancy: a review”. Obstet Gynecol Surv. 2003; 58(9):624-628. 
  2. Löe H, Silness J. “Periodontal disease in pregnancy. Prevalence and severity”. Acta Odontol Scand 1963; 21: 533-551 
  3. Castellanos JL, Díaz LM. “Embarazo, enfermedades sistémicas de alto riesgo y enfermedad periodontal”. Perinatol Reprod Hum 2009; 23(2): 65-73. 
  4. Offenbacher S, Jared Hl, O’Reilly PG. “Potential pathogenic mechanisms of periodontitis associated pregnancy complications”. Ann Periodontol 1998; 3: 233-250. 
  5. Williams RC, Offenbacher S. “Periodontal medicine: The emergence of a new branch of periodontology”. Periodontol 2000. 2000; 23:9-12.

Comentarios

SALUD BUCAL DENTAID © 2018

Contacto - Política de Privacidad - Política de Cookies