X

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

ACTUALIDAD PARA PROFESIONALES DE LA FARMACIA
Saber Más

Relación entre salud bucal y calidad de vida

14 de Mayo de 2012 0

El concepto de salud bucal ha evolucionado. Actualmente no solo incluye aspectos propios de la cavidad bucal como la masticación, la deglución y la protección, sino que también abarca otros aspectos de tipo social y psicológico, con implicaciones en la autoestima, en la comunicación y en la expresión del individuo; incluso a nivel estético. 

La calidad de vida asociada con la salud bucal se relaciona con el impacto que las alteraciones bucales pueden producir en aspectos de la vida diaria que son importantes para las personas. 

Hipersensibilidad dental 

La hipersensibilidad dental (HD) se define como la aparición de dolor dental provocado por un estímulo en apariencia banal (1)
Algunas investigaciones muestran que la pérdida de la salud dental es capaz de mermar la calidad de vida hasta 3 veces con respecto a la población general, siendo la HD la queja más frecuente (50,7%)(2)
La HD tiene un impacto directo sobre la calidad de vida de los pacientes, llegando a modificar hábitos sociales, hábitos alimentarios y hábitos de higiene. 
Esta disminución de la calidad de vida está producida por el dolor o molestias originadas por la ingesta de ciertos alimentos o bebidas. Como consecuencia, el paciente disminuye la ingesta de estos alimentos, dejando de consumir sus comidas y bebidas favoritas. 
Además, la presencia de HD puede tener serias repercusiones sobre el resto de la salud oral. 
El paciente, para evitar dolor, se desmotiva y tiende a disminuir la dedicación y la eficacia del cepillado, lo que favorece la acumulación de biofilm oral y aumenta el riesgo de caries cervicales(3), gingivitis y periodontitis. 

Xerostomía 

La xerostomía es la manifestación clínica más común de las disfunciones salivales (4) y consiste en la reducción o ausencia de secreción salival, también conocida como boca seca. 
La falta de humectación en la cavidad bucal puede provocar diversas manifestaciones clínicas que hacen que disminuya la calidad de vida del paciente. 
La xerostomía dificulta funciones orales como la masticación, la deglución y la fonación, entre otras. También afecta a los tejidos blandos, ya que la falta o disminución de saliva hacen que estos sean más susceptibles a la desecación, quemazón, irritación e inflamación de las mucosas (mucositis), de la mucosa que soporta la prótesis (estomatitis subprotésica) y de las encías (gingivitis); así como también más susceptibles a la presencia de ulceraciones dolorosas e infecciones locales (candidiasis) (5)
Sobre el tejido dentario, los principales efectos son el aumento de caries(6) y la sensibilidad dental(7). Otra complicación que se presenta es la halitosis. 

Halitosis 

La halitosis se manifiesta como el conjunto de olores desagradables u ofensivos que provienen de la cavidad oral. 
Esta repercute seriamente en la calidad de vida de las personas que la padecen, ya que tiene grandes implicaciones a nivel psicológico, social y profesional, así como en el comportamiento personal. 
- Implicaciones psicológicas: aumenta la ansiedad y los niveles de estrés. Provoca falta de confianza y baja autoestima. 
- Implicaciones sociales: afecta a la relación con los demás e interfiere en las relaciones íntimas. 
- Implicaciones profesionales: puede dañar la imagen e influir en aspectos tan importantes como el éxito profesional. 
- Implicaciones en el comportamiento: limita la comunicación oral, incluso provoca que el paciente con halitosis cubra la boca con la mano o utilice mayor comunicación gestual. Aumenta el distanciamiento interpersonal 
Además, la halitosis está directamente relacionada con la caries, la gingivitis y la periodontitis por la acumulación del biofilm oral(9,10)

Ortodoncia 

La ortodoncia es una especialidad odontológica que estudia, previene y corrige las alteraciones del desarrollo, las formas de las arcadas dentarias y la posición de los maxilares con el fin de restablecer el equilibrio morfológico y funcional de la boca y de la cara, mejorando también la estética dental y facial, lo que conlleva un aumento de la calidad de vida del paciente. 
A pesar de los avances en los tratamientos de ortodoncia, continúa siendo un reto importante disminuir las frecuentes molestias que pueden aparecer durante el tratamiento y que pueden comprometer su éxito, así como la calidad de vida de los pacientes. 
La complejidad de la remoción del biofilm oral en zonas altamente retentivas, como las que ofrecen los aparatos de ortodoncia, puede producir inflamación gingival, caries y halitosis. 
Tras la inserción y activación de un aparato de ortodoncia, se manifiesta dolor y/o molestias, por la presión producida, durante la masticación o al apretar con fuerza los dientes. Además son muy frecuentes las ulceraciones, debido al roce de los diferentes aparatos ortodóncicos en los tejidos blandos. Todo ello dificulta y limita la alimentación y en algunos casos incluso el habla(11)

Prótesis 

Una prótesis dental es un elemento artificial destinado a restaurar la anatomía de una o varias piezas dentarias ausentes, con el objetivo de restituir la relación entre maxilares y devolver funciones como la masticación, la deglución y la estética. 
Por todo ello, el uso de prótesis aumenta la calidad de vida del paciente. Aun así, durante el proceso de integración de la prótesis, un problema que se plantea es el desarrollo de estomatitis subprotésicas y lesiones en la mucosa debidas a un mal asiento y desplazamiento de la misma que puede generar a su vez problemas de dolor, dificultad en el habla, menor fuerza de masticación, favorecer el crecimiento de bacterias productoras del mal olor, etc. 
Con adhesivos dentales eficaces se evita que la prótesis se mueva y roce la encía. Pero cuando el adhesivo utilizado no fija las prótesis, pueden volver a generarse problemas de dolor, problemas psicológicos como inseguridad al hablar, problemas de masticación al comer, etc., limitando de forma importante su calidad de vida. 
En todos estos casos, una correcta higiene oral con productos específicos para cada afección –junto con visitas periódicas al especialista– pueden aumentar la calidad de vida de estos pacientes.
 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Curro FA. “Hipersensibilidad dental en la variedad del dolor”. Dent Clin N Am 1990; 34 (3): 393-402. 
  2. Bekes K, John MT, Schaller HG ,Hirsch C. “Oral health-related quality of life in patients seeking care for dentin hypersensitivity”. J Oral Rehabil 2009; 36: 45-51. 
  3. Dababneh RH, Khouri AT, Addy M. “Dentine hypersensitivity an enigma. A review of terminology, epidemiology, mechanisms, etiology and management”. Br Dent J 1999 (Dec): 187 (11): 606-611. 
  4. M, Escalona LA. “Manejo terapéutico del paciente con xerostomía”. Acta Odontol. 2001; 39: 70-9. 
  5. Valdez I Fox P. “Diagnosis and management of salivary dysfunction”. Oral Biol and Med 1993,4: 271-277. 
  6. Mandel I. “Impact of saliva on dental caries”. Compend Cotin Educ Dent 1989; 13: 476-481 
  7. Javier Jiménez Duarte. “Aspectos clínicos y tratamiento de la xerostomía”. Acta de Otorrinolaringología & Cirugía de Cabeza y Cuello. Volumen 33. Número 1, marzo de 2005. 
  8. Widdop F. “Caring for dental elderly”. Int Dent J. 1989; 39:85-94. 
  9. Rosenberg M, Leib E. “Experiences of an Israeli malodor clinic”. In: Rosenberg M, editor. Bad breath: research perspectives. Tel Aviv, Israel: Ramot Publishing; 1995: 137– 48. 
  10. Messadi DV. “Oral and nonoral sources of halitosis”. Calif Dental Assoc 1997; 25: 127– 31. 
  11. Estudio de higiene oral en portadores de ortodoncia realizado en 211 clínicas odontológicas. Laboratorios Dentaid. 2009.
Comentarios

SALUD BUCAL DENTAID © 2017

Contacto - Política de Privacidad - Política de Cookies