X

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

ACTUALIDAD PARA PROFESIONALES DE LA FARMACIA
Colaboraciones

LA SALUD PERIODONTAL ENTRA EN LAS UNIDADES HOSPITALARIAS DE REHABILITACIÓN CARDIACA

26 de Septiembre de 2017 0

La incorporación de la periodoncia dentro de las unidades hospitalarias de rehabilitación cardíaca es una necesidad en nuestro país. 

El diagnóstico precoz de las enfermedades de las encías, el control de la infección causada por patógenos orales y la promoción de la salud periodontal son, entre otros, los cometidos que puede desarrollar el periodoncista en este ámbito, siendo su labor especialmente útil en las unidades de rehabilitación cardíaca, trasplantes o cuidados intensivos. 
El objetivo es fomentar la incorporación de iniciativas de promoción y manejo de la salud bucodental dentro de algunas unidades hospitalarias, con los beneficios que esto puede suponer para la salud bucal, y también general, de distintos grupos de pacientes. 
«En el ámbito hospitalario, el periodoncista puede jugar un papel esencial», según destacan los doctores Blas Noguerol y Elena Figuero, coordinador y miembro, respectivamente, del grupo de trabajo SEPA-SEC de Salud Periodontal y Salud Cardiovascular de la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA) y la Sociedad Española de Cardiología (SEC), que cuenta con el respaldo de DENTAID y sus firmas VITIS® encías y Perio·Aid®
Fundamentalmente, según detalla el Dr. Blas Noguerol, «la inclusión del periodoncista y del consejo periodontal dentro de ciertas unidades hospitalarias permitirá el diagnóstico de las enfermedades periodontales en pacientes no diagnosticados y que están en situación de riesgo derivado de su afectación periodontal». Además, añade, «esto facilitará la integración de este especialista en los equipos de trabajo y la inclusión de hábitos de salud bucal en la promoción general de un estilo de vida saludable». 

CARDIOLOGÍA, UCI Y TRASPLANTES 

En el caso de las unidades cardiovasculares, resulta especialmente necesaria y urgente la incorporación del periodoncista. En este caso, y teniendo en cuenta que la periodontitis está considerada actualmente un factor de riesgo cardiovascular, la función del periodoncista sería el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades periodontales en pacientes con riesgo de infarto o ya afectados; además, se ocuparía de la integración de los hábitos de salud bucal en los consejos cardiosaludables de las unidades de prevención y rehabilitación cardíaca. 

«En el ámbito hospitalario, el periodoncista puede jugar un papel esencial» 

También se considera imprescindible la función del periodoncista en los pacientes ingresados en las unidades de cuidados intensivos (UCI). Estas personas, que con frecuencia se hallan en un estado de inconsciencia, presentan un riesgo elevado de sufrir neumonías por aspiración de contenido bucal con bacterias periodontales que pueden crear graves infecciones respiratorias. En este caso, como apunta el Dr. Noguerol, «desde la periodoncia se deben realizar actuaciones que, aunque dificultosas por el ámbito en que se encuentran estos pacientes, pueden significar la diferencia entre la vida y la muerte». 
Ya en las unidades de trasplantes es crucial también instaurar y extender medidas relacionadas con la salud periodontal. En estas unidades se encuentran pacientes que reciben fármacos que desencadenan y/o acentúan alteraciones periodontales; se trata de inmunosupresores que evitan el rechazo del órgano trasplantado. En estos casos, como aconseja el Dr. Noguerol, «el cuidado periodontal debe ser exhaustivo y la colaboración del periodoncista es muy importante, aunque la mayor parte de las actuaciones de salud periodontal en este grupo de pacientes se pueden hacer ya en el ámbito ambulatorio». 

MUCHO POR HACER 

A pesar de estos beneficios, aún es escasa en España la implantación de programas específicos, guiados por perio doncistas, de cuidados y consejos periodontales. «Con frecuencia, pacientes que han sufrido infarto o han sido sometidos a un trasplante de órganos no reciben ninguna indicación en este sentido», advierte el Dr. Noguerol. 
Sin embargo, se evidencia un cambio de tendencia, especialmente a partir de iniciativas de colaboración como la establecida entre la SEPA y la SEC. «La experiencia de nuestro grupo de trabajo con los cardiólogos no puede ser más positiva. Han interiorizado esta cultura y en los próximos meses se empezará a ver el resultado», afirma el Dr. Noguerol. En este sentido, añade el experto de SEPA, «creo que los cardiólogos van un paso por delante de otros especialistas médicos y espero que nos ayuden a difundir esta actitud al resto del sector hospitalario». 
En concreto, la SEPA está iniciando la creación de una red de colaboración con muchas de las unidades de rehabilitación cardiaca que hay en España, insistiendo en el mensaje del diagnóstico precoz y en el consejo de salud bucal. 
Además, como informa la Dra. Elena Figuero, miembro del grupo de trabajo SEPA-SEC, «nuestro equipo de investigación de la universidad está realizando una investigación en la que se trata de valorar si el tratamiento periodontal en pacientes con periodontitis y con antecedentes de infarto agudo de miocardio mejora su función cardiovascular». Sin duda, a juicio de esta experta, «los resultados de este estudio nos permitirán trabajar con datos científicos relevantes para poder dar un impulso aún mayor a la necesidad de incluir hábitos de salud oral entre los consejos cardiosaludables que se aportan desde las unidades de rehabilitación cardíaca». 

SÓLIDAS EVIDENCIAS EN CARDIOLOGÍA 

Y es que existen unas crecientes y sólidas evidencias sobre la vinculación entre la salud periodontal y la cardiovascular. Se ha observado cómo la reducción de la inflamación periodontal mejora el estado de inflamación sistémica, que está especialmente vinculado con el desarrollo de eventos cardiovasculares isquémicos. Igualmente, se ha demostrado que la reducción de la carga bacteriana tras el tratamiento periodontal reduce las posibilidades de colonización cardiovascular por patógenos periodontales. 
Por todo ello, insiste el Dr. Blas Noguerol, «cualquier paciente que se encuentre en una unidad de rehabilitación cardíaca debe recibir un protocolo de cuidado y control periodontal específico, un objetivo que está marcado en la iniciativa “MimoCardio-Cuida tus encías”». 
Paralelamente, según expone la Dra. Elena Figuero, «la SEPA se compromete, además, con la formación de los dentistas españoles para que adquieran competencias específicas en el manejo de estos pacientes». Éste será un programa paralelo al de las unidades de cardiología hospitalarias, y en él se incorporan también los médicos de familia, de la mano de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN). 

 
Comentarios

SALUD BUCAL DENTAID © 2017

Contacto - Política de Privacidad - Política de Cookies