X

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

ACTUALIDAD PARA PROFESIONALES DE LA FARMACIA
Soluciones

Higiene bucal para la prevención de caries dental

4 de Agosto de 2014 0

El mantenimiento de un adecuado nivel de higiene oral diario es primordial para la prevención y control de las enfermedades causadas por el biofilm oral (placa bacteriana). 

El biofilm oral es el principal agente etiológico del desarrollo de caries, así como de otras enfermedades bucales como las enfermedades periodontales (gingivitis/periodontitis) o periimplantarias (mucositis periimplantaria/periimplantitis). 
Para prevenir la caries y mantener una salud bucal de los dientes es importante realizar un abordaje de la caries de forma múltiple, puesto que ésta tiene una causa multifactorial. 
La prevención, por tanto, debe dirigirse hacia los factores que propician la aparición de caries (biofilm, dieta alimentaria, individuo, tiempo de acción). El control del biofilm oral se realiza mediante métodos mecánicos y químicos. 

MÉTODOS MECÁNICOS 

El cepillado dental es el método más común para la eliminación del biofilm oral acumulado en las superficies dentales. Cuando se habla de cepillado dental, éste engloba una correcta técnica de cepillado y un cepillo de dientes adecuado. 

Técnica de cepillado 

Existen diversos tipos de técnicas de cepillado, pero no existe evidencia de que una técnica sea superior a otra, ya que cualquier técnica de cepillado puede ser buena. El odontólogo/higienista, en base a la anatomía y características fisiológicas de la cavidad bucal y la destreza psicomotriz de cada individuo, son los responsables de indicar el método ideal de cepillado personalizado y enseñar cómo deben realizarlo. 
Además de una correcta técnica de cepillado, es indispensable el uso de un cepillo dental adecuado y de calidad. 

Cepillo dental 

El cepillo dental es el elemento clave para la desestructuración del biofilm oral. Se recomienda el uso de un cepillo dental de máxima calidad, con un diseño adecuado y adaptado a las necesidades de cada individuo para la máxima eliminación del biofilm oral. 
En el mercado existe una amplia variedad, pero todos los cepillos no son iguales. Un cepillo dental adecuado debe reunir ciertas características, como un cabezal pequeño que permita el acceso a las zonas posteriores de la cavidad bucal más difíciles de acceder y con filamentos redondeados de Tynex‰ y texturizados, que permiten la eliminación del biofilm oral respetando las encías y el esmalte dental. El mango debe adaptarse a la palma de la mano para que su uso sea cómodo durante el cepillado. Los cepillos VITIS cumplen todas estas características, por lo que se consideran un elemento de elección para una limpieza de máxima eficacia
Muchas personas no realizan una técnica de cepillado adecuada o no se cepillan según la frecuencia o tiempo recomendado. Un método muy útil para autoevaluar individualmente si se realiza una higiene bucal correcta es utilizar reveladores de placa. Normalmente se encuentran en forma de comprimidos o líquido, como por ejemplo Plac•Control, que revela en rojo las zonas donde hay biofilm. 

Limpieza interproximal 

Los espacios entre los dientes (área interproximal) son zonas de difícil acceso. Para garantizar la eliminación del biofilm oral en estos espacios, aparte del uso del cepillo dental, es conveniente utilizar otros elementos de higiene bucal como cintas/sedas dentales, cepillos interproximales o irrigador bucal

MÉTODOS QUÍMICOS
Dentífrico y enjuagues bucales con aporte de flúor 

La prevención de la caries viene determinada por el uso de flúor. El flúor es un mineral que contribuye a aumentar la dureza de los dientes, se incorpora al esmalte dental y transforma la hidroxiapatita del esmalte en fluorapatita más resistente a la acción de los ácidos. También tiene acción remineralizante sobre primeras lesiones cariosas que hayan aparecido sobre el esmalte, puesto que reacciona con el calcio y forma fosfato cálcico con efecto protector. 
La pasta dentífrica es el producto de autoaplicación de flúor más generalizado. Las pastas dentales contienen diversos tipos de ingredientes con efectos terapéuticos y la sustancia más habitual es el flúor. 
Como complemento al cepillado mecánico, el uso de una pasta de dientes con flúor previene la aparición de caries. El aporte adecuado de flúor en una pasta dental son 1.450 ppm a partir de los 6 años de edad. En menores de esta edad, el aporte es menor debido a la posibilidad de ingesta de la pasta dentífrica. 
Respecto a las personas con policaries o con un riesgo de caries muy elevado, el aporte de flúor puede verse aumentado, pautándose en estos casos concentraciones de flúor sobre 2.500 ppm como puede ser Fluor•Aid
También es recomendable el uso de un colutorio como coadyuvante a la higiene bucal mecánica, ya que se considera un medio muy efectivo que refuerza la acción realizada con el cepillo dental y la pasta dentífrica, puesto que llega a lugares de difícil acceso, aumentando la eliminación del biofilm oral acumulado en lengua, encías, etc., además de permitir mantener los principios activos más tiempo en la boca. 
En el mercado existen diversos tipos de formulaciones en colutorio que contienen fluoruro sódico para un uso diario (concentración de flúor al 0,05%-225 ppm de ión flúor) y semanal (concentración 0,2%-900ppm de ión flúor). Se pueden utilizar en niños a partir de 6 años, siempre que se asegure que el niño es capaz de enjuagarse sin tragarse el colutorio. 
En conclusión, el uso conjunto del cepillado con pasta dentífrica, la limpieza interproximal y un colutorio fluorado eficaz, garantiza el éxito en el control y prevención de la caries.

 
Comentarios

SALUD BUCAL DENTAID © 2018

Contacto - Política de Privacidad - Política de Cookies