X

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

ACTUALIDAD PARA PROFESIONALES DE LA FARMACIA
Saber Más

CLAVES PARA PREVENIR Y COMBATIR LA CARIES

23 de Diciembre de 2014 0

La caries es uno de los trastornos dentales más frecuentes en España, ya que afecta a más del 90% de la población. Una correcta higiene bucal resulta esencial para prevenir su aparición. 

La caries es una enfermedad que afecta al 92-94% de la población española a partir de los 35 años y a un 55% de los escolares, y constituye la principal causa de pérdida de dientes. Hasta un 17% de la población española entre 65-74 años no tiene dientes naturales, en su mayoría por caries o enfermedades periodontales(1)
La caries se define como una enfermedad infecciosa multifactorial transmisible que se caracteriza por la destrucción progresiva de los tejidos de los dientes. Esta destrucción se debe a la desmineralización provocada por los ácidos generados por las bacterias presentes en el biofilm oral al metabolizar los hidratos de carbono de la dieta. 
Se trata de una enfermedad multifactorial porque depende de cuatro factores: huésped (fundamentalmente, saliva y morfología/disposición del diente), microorganismos (en estructura de biofilm dental), dieta (hidratos de carbono) y tiempo. 
El biofilm dental está compuesto por diferentes bacterias que colonizan la cavidad bucal. La principal bacteria implicada en el proceso de la caries es Streptococcus mutans, seguida de Lactobacillus acidophilus. Este biofilm dental tiene como sustrato los hidratos de carbono que ingerimos en la dieta y, como resultado de su me-tabolismo, se generan ácidos, como por ejemplo el ácido láctico. Estos ácidos atacan el esmalte y provocan una disminución de pH en la cavidad bucal, que se suele ver neutralizada por la capacidad de tamponamiento de la saliva. Cuando la bajada de pH alcanza el punto crítico de 5,5 (o inferior), el esmalte se empieza a disolver y el diente se desmineraliza. Posteriormente con el tiempo, el pH recupera su valor inicial (pH neutro, 7) por el efecto tampón de la saliva, y el diente se remineraliza gracias a los iones (Ca2+, PO3- y F-) que hay en ella, alcanzando un equilibrio desmi¬neralización-remineralización(2)
La caries necesita estos cuatro factores para desarrollarse. Un estudio experimental demostró que la ingesta frecuente de azúcares en animales sin biofilm oral no resultó en caries. Sin embargo, si se inoculan bacterias cariogénicas humanas en la boca de un solo animal que a su vez forma parte de un grupo que está alimentado a base de hidratos de carbono fermentables, todo el grupo desarrolla caries rampante, es decir, se transmite del primer animal infectado al resto del grupo(3,4)

FORMACIÓN DE LA CARIES 

Si no se realiza una buena higiene oral tras la ingesta de alimentos, el biofilm dental continuará acumulándose con el tiempo, y los restos de comida se mantendrán en la boca, por lo que la secreción de ácido será repetitiva y el diente se verá expuesto a estos ácidos. El pH de partida será más bajo, y su bajada tras cada ingesta de alimentos será más acusada, además de recuperarse más lentamente, prolongando así la desmineralización del esmalte. Además, cada vez que se ingieran hidratos de carbono, aumentará la producción de ácido, llegando a un punto en que el esmalte se disolverá sin quedar reparado. En este momento comienza la lesión (caries) en su forma incipiente. 
En este estadio, cuyo signo es la aparición de una mancha blanca en el esmalte (que debe diagnosticar un profesional al no ser perceptible a simple vista), la lesión puede detenerse, e incluso revertirse. Para ello, el tratamiento ambulatorio (en casa) de elección consiste en el uso tópico de compuestos fluorados, ya que el flúor dificulta la desmineralización y potencia la remineralización del esmalte. Además, es vital el control y tratamiento por parte de un profesional de la odontología para monitorizar la evolución de la lesión. 
Sin embargo, si el equilibrio sigue alterado y no se detiene, la pérdida mineral será cada vez mayor y la lesión progresará hacia la cavitación, pudiendo continuar avanzando y afectar a la dentina y la pulpa y, finalmente, conducir a la pérdida del diente si no hay una intervención a tiempo del odontólogo. 

PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO DE LA CARIES 

Higiene dental 
Por todo ello, realizando una buena prevención se evitará sufrir problemas relacionados con la caries. Además, resulta fundamental tener hábitos que favorezcan la eliminación del biofilm dental, disminuyendo la des-mineralización del diente, y que contribuyan a la remineralización: 
• Es importante controlar la dieta, ya que las bacterias necesitan de un sustrato como los hidratos de carbono para crecer y poder llegar a desarrollar caries. Conviene modificar los hábitos alimenticios, limitando la cantidad de azúcar diaria, la ingesta de alimentos pegajosos o retentivos y las comidas entre horas. De esta forma, se controlará el sustrato del biofilm, el número de bajadas de pH y, por tanto, los ciclos de desmineralización-remineralización. 
• Para la eliminación del biofilm dental, lo más importante es mantener una buena higiene bucal, cuyo componente principal es un buen cepillado dental, combinado con elementos de higiene interproximal, como cepillos interproximales, sedas y cintas dentales, e irrigadores bucales; así como también los elementos químicos como los dentífricos y los colutorios, que aportan diferentes propiedades según su composición. 
Flúor 
A nivel químico, el flúor tópico es el elemento más usado para la prevención de la caries, tanto en pastas como en colutorios, gracias a sus funciones(5)
• Favorece la maduración posteruptiva del esmalte: al disminuir el pH, los cristales de hidroxiapatita del esmalte se disuelven y sus componentes son sustituidos por hidroxilo e iones de calcio y flúor, formando nuevos cristales de hidroxiapatita, fluorhidroxiapatita y fluorapatita, más resistentes a la erosión ácida que la hidroxiapatita del esmalte. 
• Dificulta la desmineralización: el flúor presente en el biofilm en el momento de la secreción de ácido se desplaza junto con el ácido hacia los cristales del esmalte, protegiéndolos de su disolución. 
• Favorece la remineralización: los nuevos compuestos formados (hidroxiapatita, fluorhidroxiapatita y fluorapatita) son cristales más grandes que reducen los poros del esmalte, haciendo el esmalte más resistente. 
Por ello, es muy importante su incorporación en pastas dentífricas y colutorios en la higiene bucal diaria para la prevención de la caries. 

Para la eliminación del biofilm dental lo más importante es mantener una buena higiene bucal, cuyo componente principal es un buen cepillado dental, combinado con elementos de higiene interproximal 

Nanopartículas de hidroxiapatita 
La hidroxiapatita o fosfato cálcico es el tercer elemento más abundante en el cuerpo humano, y el principal componente del tejido óseo y del tejido dentario(6). Este mineral, gracias a su tamaño nanométrico, adquiere un mecanismo de acción que le otorga unas propiedades exclusivas, diferentes de las de los cristales de hidroxiapatita de tamaño superior, desempeñando así un papel clave en la remineralización del esmalte. 
Estudios recientes demuestran que las nanopartículas de hidroxiapatita, gracias a su tamaño nano, pueden simultáneamente reparar y prevenir lesiones erosivas iniciales en el esmalte provocadas por la desmineralización de la superficie del diente(7,8,9,10)
Las nanopartículas de hidroxiapatita, al integrarse con el esmalte dental, tienen la capacidad de reparar surcos, grietas e imperfecciones de la superficie del esmalte llegando hasta su interior, mediante la formación de depósitos estables y muy resistentes de hidroxiapatita. Además, la deposición de nanopartículas sobre el esmalte dental forma una capa protectora homogénea y lisa, resistente a la erosión frente a condiciones de pH bajo(7).
Las nanopartículas de hidroxiapatita y el flúor, al presentar diferentes mecanismos de acción, tendrían un efecto sinérgico si se combinan, lo que supondría además un incremento de la formación de fluorapatita, mucho más resistente al ataque ácido, protegiendo y fortaleciendo el esmalte dental. 
Por tanto, el uso de nanopartículas de hidroxiapatita en la higiene bucal diaria supone una nueva vía de actuación en la prevención de la caries, al reparar el esmalte dental y formar una capa protectora y resistente a la erosión frente a condiciones de pH bajo. 

Las nanopartículas del hidroxiapatita protegen y reparan el esmalte hasta su interior, previniendo la aparición de caries. 

 

BIBLIOGRAFÍA

  1. Encuesta de Salud Oral en España 2010. Organización Colegial de Dentistas de España. 
  2. Stephan RM. Intra-oral hydrogen-ion concentrations associated with dental caries activity. Journal of Dental Research 1944; 23: 257-266. 
  3. Orland F, Blayney J, Wendell-Harrison R. Use of the germ-free animal technique in the study of experimental dental caries. Journal of Dental Research 1954; 3: 147-174. 
  4. Fitzgerald R, Keyes P. Demonstration of the etiologic role of streptococci in experimental caries. Journal of the American Dental Association 1960; 61: 9-19. 
  5. Boj JR, Catalá wM, García-Ballesta C, Mendoza A, Planells P. Odontopediatría. La evolución del niño al adulto joven. 1ª edición (1ª reimpresión). Ripano Editorial Médica. 
  6. Roveri N, Foresti E, Lelli M, Lesci IG. Recent advancements in preventing teeth health hazard: The daily use of hydroxyapatite instead of fluoride. Recent Patents on Biomedical Engineering 2009; 2: 197-215. 
  7. Huang S, Gao S, Cheng L, Yu H. Remineralization potential of nano-hydroxyapatite on initial enamel lesions: an in vitro study. Caries Research 2011; 45: 460-468. 
  8. Itthagarun A, King NM, Cheung Y-M. The effect of nano-hydroxyapatite toothpaste on artificial enamel carious lesion progression: an in-vitro pH-cycling study. Hong Kong Dental Journal 2010; 7: 61-66. 
  9. Li L, Pan H, Tao J, Xu X, Mao C, Gu X, Tang R. Repair of enamel by using hydroxyapatite nanoparticles as the building blocks. Journal of Materials Chemistry 2008; 18: 4.079-4.084. 
  10. Huang SB, Gao SS, Yu HY. Effect of nano-hydroxyapatite concentration on remineralization of initial enamel lesion in vitro. Biomedical Materials 2009; 4: 034104. 

Comentarios

SALUD BUCAL DENTAID © 2019

Contacto - Política de Privacidad - Política de Cookies