X

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

ACTUALIDAD PARA PROFESIONALES DE LA FARMACIA
Saber Más

CEPILLADO SÓNICO: INNOVACIÓN Y TECNOLOGÍA PARA UNA MEJOR HIGIENE BUCAL

22 de Enero de 2017 0

Los cepillos eléctricos pueden mejorar tanto la motivación como la técnica de cepillado en todas las personas y aportan diferentes beneficios en función del tipo de tecnología que utilicen.

Según los últimos estudios sobre la composición microbiana, existen más de 1.000 especies en la cavidad bucal(1). Esta especies se distribuyen en comunidades o biopelículas, agregados bacterianos embebidos en una matriz de polisacáridos (biofilm), que se asientan sobre los dientes principalmente. Sin embargo, algunas de estas especies pueden romper el equilibrio existente en condiciones de salud y dar inicio a las principales patologías que afectan a la cavidad bucal, caries y enfermedad periodontal(2), además de problemas como la halitosis. 

El control diario del biofilm, a través de la higiene bucal, es necesario para mantener una correcta salud bucal y prevenir los problemas y enfermedades que puede provocar su acúmulo. De entre todos los métodos existentes, el cepillado es la base de la higiene bucal. De hecho, en una encuesta publicada en el libro blanco de la odontología y realizada por el colegio de odontólogos, hasta un 82% de los españoles se cepillan un mínimo de dos veces al día(3).

Existe una gran variedad de cepillos, por lo que uno de los primeros criterios que se deben tener en cuenta a la hora de elegir un cepillo es si será manual o eléctrico. El cepillado manual realizado con destreza y precisión es muy efectivo; sin embargo, muchas personas fallan en parámetros como la técnica de cepillado, la precisión para llegar a todas las zonas (especialmente las de difícil acceso) o la duración del cepillado. En el caso de estas personas, el cepillo eléctrico puede aportar ventajas.

UNO DE LOS PRIMEROS CRITERIOS QUE SE DEBEN TENER EN CUENTA A LA HORA DE ELEGIR UN CEPILLO ES SI SERÁ MANUAL O ELÉCTRICO
Los cepillos eléctricos pueden mejorar tanto la motivación como la técnica de cepillado y aportan diferentes beneficios en función del tipo de tecnología que utilicen. Según su tecnología existen dos grupos principales: los cepillos oscilantes/rotacionales (u oscilantes/pulsátiles) y los cepillos sónicos. Además, existen otros como, los iónicos, los ultrasónicos, etc.

TECNOLOGÍA OSCILANTE/ROTACIONAL Y OSCILANTE/PULSÁTIL

Las tecnologías oscilante/rotacional y oscilante/pulsátil combinan movimientos circulares o rotatorios en ambas direcciones (horario y antihorario). La eliminación del biofilm se produce por la acción mecánica de los filamentos sobre la superficie del diente a través del movimiento de los mismos, y llega hasta donde alcanzan estos filamentos. La velocidad de oscilación suele ser de entre 5.600 y 8.800 oscilaciones por minuto. 

Además, la tecnología oscilante/pulsátil (multidimensional o 3D) añade movimientos transversales «pulsátiles» (desde atrás hacia delante) en la dirección de los filamentos del cepillo. La velocidad de los movimientos pulsátiles puede estar entre los 20.000 y los 40.000 pulsos por minuto. 

LA EFICACIA DE LOS CEPILLOS SÓNICOS RADICA EN LA COMBINACIÓN DE UN DOBLE EFECTO: ACCIÓN MECÁNICA Y ACCIÓN HIDRODINÁMICA

En definitiva, esta tecnología basa su acción en una acción mecánica.

TECNOLOGÍA SÓNICA

Por su parte, los cepillos sónicos emiten vibraciones acústicas a alta frecuencia debido a la vibración en sentido horizontal de los filamentos a una velocidad de entre 16.000 y 45.000 movimientos por minuto (para hacerse una idea, en un cepillado manual se pueden llegar a realizar 300 movimientos por minuto). Gracias a ello, la tecnología sónica permite dos tipos de mecanismos importantes para la higiene bucal: por un lado, el movimiento mecánico y, por otro, la vibración acústica y la consiguiente dinámica de fluidos o hidrodinámica.
• Acción mecánica. Es la principal acción. La vibración acústica es producida por el elevado número de movimientos laterales o de lado a lado de los filamentos (pueden llegar a tener hasta 45.000 vibraciones por minuto), provocando una mayor desorganización de la placa bacteriana (biofilm bucal) sobre la superficie de los dientes y, por tanto, favoreciendo su eliminación de una forma más eficaz. El biofilm más resistente puede disgregarse al entrar un elevado número de veces en contacto con las vibraciones de los filamentos, siendo especialmente útil en aquellas personas con dificultades para realizar la higiene, como es el caso de portadores de ortodoncia.

• Accion hidrodinámica. Por otra parte, esta elevada velocidad de vibración de los filamentos emite ondas acústicas en el fluido que rodea a los filamentos. Estas ondas y su energía asociada se transmiten a través de los fluidos orales (fundamentalmente la saliva), ayudando a desorganizar el biofilm (dinámica de fluidos). Existen estudios que demuestran que las vibraciones acústicas disminuyen la capacidad de determinadas bacterias (colonizadores primarios) de adherirse a las superficies dentales duras(4), e incluso que son capaces de realizar esta acción sin que haya contacto entre los filamentos y la superficie del diente (a 2-3 mm). Otros estudios, además, han mostrado la capacidad de eliminar las bacterias adheridas a la película adquirida (proteínas salivales que se depositan en el esmalte y permiten la adhesión de las bacterias que conforman la placa bacteriana).
La vibración a alta frecuencia provoca la formación de pequeñas burbujas de saliva que contienen oxígeno. Estas burbujas pueden acceder a los lugares de difícil acceso de la boca e incluso insertarse en espacios interdentales o subgingivales. En un espacio subgingival en el que han crecido bacterias anaerobias (que no toleran el oxígeno), la introducción de oxígeno por medio de las burbujas crea un medio desfavorable para estas bacterias patógenas que impide su crecimiento e incluso favorece su muerte. Si además el cepillado se realiza con pasta dentífrica (lo habitual), se facilita el acceso de ésta al adquirir una consistencia más líquida y espumosa y, por tanto, de sus propiedades a las diferentes partes de la cavidad bucal. 
La eficacia de los cepillos sónicos radica, por tanto, en la combinación de un doble efecto: la acción mecánica y la acción hidrodinámica. Esto permite que su efecto penetre en las zonas de difícil acceso, como las subgingivales, y en las áreas interproximales, logrando una mayor reducción de placa bacteriana (biofilm) en toda la boca. Además, el cepillado con tecnología sónica puede estimular la secreción salival, por lo que resulta beneficioso en el alivio de la xerostomía y para equilibrar el pH de la cavidad bucal(5).
Indistintamente del tipo de cepillo que se utilice, es necesario mantener una frecuencia y una duración del cepillado adecuadas, es decir, de dos veces al día o después de las comidas durante al menos dos minutos, y pasar por todas las caras de los dientes para obtener un cepillado eficaz, además de realizar la higiene interproximal y lingual de forma diaria.

INDICACIONES DEL CEPILLO ELÉCTRICO SÓNICO

Indicado para todo tipo de personas
  • Personas exigentes con su higiene bucal diaria
  • Personas con mala técnica de cepillado
  • Personas con limitaciones de destreza manual, etc.
  • Situaciones específicas:
• Problemas de encías
• Ortodoncia
• Implantes

 

Ernesto de la Puente,

Medical Information Officer de DENTAID

BIBLIOGRAFÍA

REFERENCIAS:

  1. Dewhirst FE, Chen T, Izard J, Paster BJ, Tanner AC, Yu WH, Lakshmanan A, Wade WG. The human oral microbiome. J Bacteriol 2010; 192: 5.002-5.017.
  2. Hajishengallis G. Immunomicrobial pathogenesis of periodontitis: keystones, pathobionts, and host response. Trends Immunol 2014;35: 3-11.
  3. Libro blanco sobre la salud bucodental en España. 2015. Consejo General de Colegios de Dentistas de España.
  4. Heasman PA, McCracken GI. Powered toothbrushes: a review of clinical trials. J Clin Periodontol 1999; 26 (7): 407-420.
  5. Papas A, Singh M, Harrington D, Rodríguez S, Ortblad K, de Jager M, Nunn M. Stimulation of salivary flow with a powered toothbrush in a xerostomic population. Spec Care Dentist 2006; 26 (6): 241-246.

Comentarios

SALUD BUCAL DENTAID © 2019

Contacto - Política de Privacidad - Política de Cookies